headers_psico.png

PSICOLOGÍA

Los psicólogos asesoran, orientan, evalúan y tratan aquellos problemas que afectan emocionalmente a las personas.

¿QUÉ TRATAMOS?

Trastornos de ansiedad.
Fobias.
Problemas emocionales asociados a la disfunción física o cognitiva.
Duelo (fallecimiento de un ser querido , pérdida- ruptura de una relación).
Dolor crónico.
Soporte y asesoramiento a cuidadores de personas dependientes.
Acompañamiento en la enfermedad

¿CÓMO TRABAJAMOS?

Primeramente, realizamos una visita en la que recogemos toda la información, analizamos el problema y valoramos todos los factores que puedan estar  influyendo en el estado anímico de la persona.

Esto nos permite establecer un plan de trabajo personalizado para poder afrontar el caso de la mejor manera posible.

Nuestro objetivo fundamental es orientar y apoyar en todo momento a la persona, para que desde la información y el conocimiento de sí mismo, alcance una autonomía que repercuta de forma positiva y en el menor tiempo posible en su mejoría.

PSICOLOGÍA ADULTOS

 
 
psico infantil 2.png

NEUROPSICOLOGÍA INFANTIL

La Neuropsicología infantil se centra en la relación del cerebro y la conducta. El aprendizaje y la conducta son elementos básicos en el desarrollo cerebral del niño.

¿QUÉ TRATAMOS?

Alteraciones en la atención y concentración.
Déficits visuoespaciales.
Dificultades en la lectura, los procesos matemáticos y en el lenguaje.
Alteraciones de la memoria.

¿CÓMO TRABAJAMOS?

En primer lugar realizamos una entrevista con los padres-familiares del niño, recogemos datos, informes del colegio y toda la información necesaria para hacer una buena valoración del caso.

Seguidamente, hacemos una exploración e informamos a la familia de los déficits detectados, de las capacidades que tiene el niño y  de las mejoras que se pueden realizar. En la medida de lo posible, estamos en contacto con todos los profesionales que trabajan con el niño y mantenemos una relación directa con el colegio o centro educativo al que pertenezca.

Informamos periódicamente a la familia de los cambios que observamos y de la actitud del niño durante las sesiones, para poder aplicar modificaciones en las rutinas y pautas marcadas e ir adaptándonos a las necesidades del momento.

Las sesiones son lo más lúdicas posibles para que el niño se encuentre en una situación cómoda, confortable y de confianza.